Cómo hacer mermelada de naranja

Mermelada de naranja Thermomix

Mermelada de naranja Thermomix

¿Te gusta la mermelada de naranja? Tengo que decir que nunca ha sido uno de mis sabores preferidos, pero me habían regalado una bolsa llena de naranjas, y tuve la feliz idea de hacer mermelada casera para regalarla a unos amigos.

Tengo la suerte de tener una thermomix, y con ella es ridículamente fácil hacer mermelada, así que no tengo mucho mérito en su elaboración, todo el trabajo lo ha hecho la máquina.

Es una idea muy buena para cuando compras naranjas de zumo o de mesa y te resultan muy amargas para tomarlas. En vez de deshacernos de ellas sin más, pues hacemos mermelada y quedamos bien con alguien.

Si no tenéis la Thermomix, igualmente podéis hacer mermelada con una cazuela al fuego. Es igual de sencillo pero tendréis que estar removiendo de vez en cuando la mermelada para que no se queme e ir comprobando su espesor, y el proceso tardará algo más de tiempo.

Tiempo de preparación: 10 minutos

Tiempo de cocción: 30 minutos

Tiempo total: 40 minutos

Ingredientes para la mermelada de naranja:

  • 4 naranjas grandes
  • 1 limón, su ralladura y su jugo
  • 200 ml de agua
  • 500 gramos de azúcar

Procedimiento:

No he seguido las indicaciones que vienen en el libro de recetas de la thermomix, sino que os he puesto mi propia versión, que es la que a mi me funciona.

Lo primero que hago es meter un plato en el congelador para después comprobar la consistencia de la mermelada.

A continuación, lavo bien las naranjas, las seco y las corto en rodajas finas con una mandolina. De esta manera se eliminan más fácilmente las pepitas.

Corto en cuartos las rodajas de naranja y lo introduzco en el vaso de thermomix con el agua, el zumo de limón y su ralladura. Remuevo todo y selecciono velocidad 3, 100 ºC durante 10 minutos.

Agrega el azúcar y ponlo a cocer otros 20 minutos más a la misma temperatura y velocidad. Después de ese tiempo, saca una cucharada de mermelada y ponla en el plato que teníamos en el congelador.

Mueve el plato para ver su consistencia (ten en cuenta que cuando se enfríe se va a espesar más), y si es correcta, ya puedes embotar la mermelada en tarros esterilizados.

Si notas que necesita más cocción, deja que cueza otros 5 minutos más y comprueba de nuevo. Si cierras los tarros herméticamente con agua hirviendo después de taparlos, podrás conservar las mermeladas durante más tiempo que en el congelador.

Y a ti ¿Te gusta la mermelada de naranja o sólo la harías si te encuentras unas naranjas demasiado amargas para hacer zumo o comerlas?